miércoles, 2 de febrero de 2011

XII Media Maratón Ciudad de Getafe - 30 de Enero de 2011







Mañana fría del copón ... ahora bien, una vez que entras en calor ... seguía haciendo frio ... osea del frio que hacía se me han acojonado las aletas de la nariz y se me taparon ... aparte que en el lugar en donde suele ir el bigote y de ahí para bajo se me quedó la mandíbula como pegada con loctite ... joder que frio ... a Dios gracias ... no llovió y eso que cayeron fugaces e aisladas gotas antes y en un momento de la carrera  ... se puso oscuro y  ... aunque lo que veía no presagiaba nada bueno al final no llovió. 

Como siempre los T-diesel nos encontramos en las gradas ... ya estaban todos y alegrón enorme de verlos ... les achuché fuerte por dos razones porque me alegraba de verlos y porque tenía frio ... jejeje ... luego ... paradita técnica en el baño del Estadio que están reformando y ... para afuera a trotar con Dani y Crack ... que los vi finos muy finos ... Dani era como furia pero reteniéndose ... que tio ... menuda progresión y Crack pues es Crack osea como si tal cosa y eso que iba a rodar. Saludé a Casillego, Suede and Juzdado´s family, UEM family ... conocidos del trabajo a los que se les metió también el gusanillo del running ... como he leído en otro blog ... ambiente runeril saludando a los habituales.


La gota "negativa" del día lo pusieron por una parte un error de previsión de la organización y por otra las malas formas de algunos corredores que ... según me contaron rebasaron las vallas del ropero y sin orden y anárquicamente lo asaltaron sin tener en cuenta ni a la organización ni a las consecuencias trágicas que podían haber sucedido.
Llegamos a la salida y saludo a Jonathan a quien había visto antes en la zona de chips ... Crack y yo nos deseamos suerte y salimos ... nos perdemos la pista porque el desparrame inicial es brutal y bueno lo de siempre ... mucha gente poco espacio y además han puesto un carril bici que hace que la calle en algunos puntos sea menos amplia. La salida a diferencia del año pasado la veo más atropellada como consecuencia de lo anterior. Cuesta coger calle y ritmo, se vuelve a reproducir lo que en tantas carreras ... corredores más lentos que se colocan delante y que suponen un obstáculo para el que quiere ir más rápido. 

Mi primeros 10.000 aunque en el entorno de los 4,20 previstos de ritmo medio, se me dieron bien, tanto que pensé que tenía un día nirvana, osea de disfrute y sin sufrir, y me acordé de Roger cuando en los maratones que hemos corrido juntos dice ..."vamos bien ... bajemos el ritmo que vamos muy altos ... hay que reservar" .... sin embargo cuando rebasé los 10.000 no se que me pasó que ya no sentí esas buenas sensaciones ... Ya no cogía los 4,20 con facilidad y me iba a los 4,28 - 4,30 ...  a veces recuperaba incluso bajando a 4,14 - 4,11 .... pero sabía que no que algo no iba como quería ... y como quería luchar como un T-Diesel y quería combatir como un campeón pues forzado con angustia, jadeando continué la carrera... 


Otro detalle es que no lograba que subieran las pulsaciones por encima de 163 cuando lo normal es que en una situación similar se me fueran a 168 .... aún así seguía dándome ánimos en mi especial calvario ... en esta parte de la carrera tuve que recurrir a la fortaleza psicológica del maratón para mantener y no dejar caer el ritmo fuera de los rangos que había entrenado.


Había tomado como referencia en primer lugar a un grupo de corredores que iban de negro, pero , iban a un ritmo algo superior al mío y siendo larga la carrera no quería dilapidar mis reservas inutilmente. Luego tomé como referencia a una pareja a la que había adelantado en el primer 10.000, justo antes de pasar por el Ayuntamiento, pero en la segunda vuelta a la altura de la rotonda de arriba de la avenida del polideportivo me adelantaron y ya no les pude coger aunque les mantuviera a la vista.




En el último km vi pasar a un amigo de Crack que en la salida le había saludado y le seguí cual galgo a su liebre ... el último repecho ... la entrada al recinto ... duro ... la entrada al estadio espectacular por la gente, subidón, recarga de energía, y viendo a lo lejos el crono en 1,32 .... me lancé con pundonor y rabia y me puse en 3,42 ... cruzando la meta en 1,33,15 según mi pulsómetro ... luego como dice Dani ... lo del ropero fue un caos y eso que cuando llegué todavía estaba controlado pero se iba sumando la gente y la impaciencia ... y ocurrió lo inevitable a saber ... que se desbordó ... yo tuve suerte que uno de los señores mayores me miró y aprovechando experiencia de barra de discoteca y tal vez mi altura (por lo que dijo uno) y porque vi la bolsa cerca el caso es que la localicé y me la pasaron y otros corredores colaboraron lo cual fue gratificante comprobar la buena gente que hay en las carreras ... pero sí creo que este año a diferencia de otros no han previsto que cada vez más gente deja las cosas en el ropero y ... está claro que hay que organizarlo de otra manera pues resultará más fácil eso que esperar a que determinadas personas se comporten civilizadamente. 


No conseguí marca, aunque la consiguieron un montón de amigos y conocidos ... el mes de esta rara gripe me tocó en la línea de flotación y no logré recuperarme, por otra parte no siempre se está en el mismo nivel. Ahora bien,  a pesar de las malas sensaciones no me di por vencido y luché hasta el sprint final. Enseñanzas, pues sí, de todo se aprende, lo que tengo muy claro es que lo seguiré intentando. Cuando decidí meterme en la Escuela en la que estoy ahora, mi objetivo no era correr más rápido sin más, sino correr más rápido con buenas sensaciones y de esa manera disfrutar de esa sensación de nirvana, de velocidad ... algunas veces se consigue ... el entrenamiento es una parte muy importante pero no lo es todo. 


Cuando hay amigos a los que aprecias y que por distintas razones no pueden correr, aunque sea momentaneamente, te das cuenta de lo privilegiado que eres de poder correr aunque no consigas el objetivo que te habías marcado y es en ese momento cuando ese objetivo pasa a un segundo plano.
Alguno de mis compañeros de equipo, Diego, decía que "si no fuera por los ánimos, y el aliento no seríamos nadie" y tiene razón.  


CONCLUSIÓN: Aunque quería lograr mi objetivo de mejorar marca sabía que lo tenía complicado ... aunque los que me conocen me decían lo contrario algo me decía que no las tenía todas conmigo y así acabó siendo. No obstante libré una dura batalla contra mí mismo y la gané. ¿Quien dijo que correr era de cobardes?


2 comentarios:

  1. Como siempre,algo aprendo con tus relatos compañero.Nos sirves de ejemplo,y nos muetras que los mas rapidos tambien sufris.
    Un abrazo. (Aunque solo sea por el calor) jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Como dijo el gran Roger ... todos llevamos un poco o un mucho de todos ... te aseguro que lo mejor de todo es disfrutar no solo con los logros de uno sino con los de todos ... nos hacemos grandes disfrutando de los éxitos de los demás y apoyando a los demás en los momentos duros ... y ... sí se sufre ... y de eso también se aprende. Creo que todos vamos a alcanzar un buen nivel porque tenemos un equipo grande de grandes personas, de grandes atletas que ... sacan tiempo de debajo de las piedras para hacer lo que nos gusta ... correr. Un fuerte abrazo y muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar