miércoles, 30 de marzo de 2011

EL "TOQUE" EN LAS CARRERAS


Ha sido esta fotografía del reciente V Medio Maratón de Segovia la que me ha impulsado a lanzar este tema para el debate o por lo menos para que conste que lo que yo denomino el "toque" no solo es patrimonio de las carreras en pista sino también de las populares como ésta. Aunque no haya mucha variedad, lo cierto es que la "cosa" va del toque amable, como el de la fotografía, para evitar pisar a otro "compañero", a abordajes en toda regla, empujones algunos malintencionados, codazos, cruces temerarios,  ... y no me atrevo a poner más.

Intenté localizar referencias a "toques" y lo cierto es que no encontré mucho, por no decir nada. Mi primera investigación me llevó al resultado siguiente aunque de carreras de karts:


"El año pasado yo llevé algún wild card con problemas al final de la carrera y fue culpa mía. Nosotros no nos damos toques continuos ( por eso mi cabreo de la semana pasada) no nos metemos por dentro jodiendo la trayectoria del que va delante y sacandolo de la pista, ni nos apoyamos en el que vamos delante, sscándolo para enderezar mi kart y adelantarlo y joderle la carrera. Esas cosas en bobillos no se hacen y es bueno que los wild card lo sepan, asi como nosotros estemos tranquilos. No nos va la vida en esto y no podemos perder las formas nunca."


Aunque el lenguaje es un poco incomprensible, lo que refleja es la conducta de algunos.

Seguí buscando por referencias a atletismo y lo que encontré ya referido al mundo del corredor fue lo siguiente:

El atleta colombiano ganó el Ascenso a la Torre Colpatria, con tiempo de 5 minutos 6 segundos.
Ni los empujones ni los codazos del número uno del escalafón mundial en carreras de escalada, el alemán Thomas Dold, pudieron con las ganas del colombiano Juan Pablo Rangel, quien con tiempo de 5 minutos 6 segundos se impuso en la sexta edición del Ascenso a la Torre Colpatria, ayer en Bogotá.
....
"Corrió muy sucio. Ya me lo habían dicho, pero no lo creí. Me empujó en la recta de salida, me arrinconó contra las vallas y en la subida nos trató de moler a codo, pero le respondimos en la propia competencia", precisó Rangel.


Delicioso el lenguaje de nuestros hermanos del otro lado del charco, pero sucia la conducta de ese tal Thomas.

Para no acabar ahí la cosa, seguí buscando pero esta vez intentando localizar algún suceso en pista que es en realidad donde se mezcla conducta con ¿estrategia marrullera?, veamos:

"Esto viene a cuento por el mal cuerpo que se me quedó después de la prueba de 1500 en el campeonato de España de pista cubierta celebrado este fin de semana en Sevilla. ¡Cómo no va a ganar alguien si al que te intenta adelantar le coges del brazo y le frenas en plena progresión!. No discuto la calidad de Arturo Casado como corredor pues sus éxitos están ahí, pero lo que me indigna son las malas artes." 

A más a más localicé que en los manuales de primaria de atletismo se dice:

"Un corredor puede ser descalificado por: empujar a otro participante, dar codazos a otro corredor, cruzarse en carreras de pista libre y marcha obstruyendo el paso de otro corredor, ..."

Finalmente en el reglamento de la última carrera que he corrido, Medio Maratón de Segovia, se decía: "Será descalificado todo corredor que ... manifieste un comportamiento antideportivo".

No pretendo hacer una tesis y seguro que en la RFEA hay algo sobre este tema, lo que desconozco es si existe o al menos debería existir UN CÓDIGO DE CONDUCTA DEL BUEN CORREDOR sobre todo porque creo que aunque a algunos no les haga falta a otros sí.

Todos hemos comprobado e incluso en ocasiones ser protagonistas de este tipo de actuaciones, mea culpa, a veces he hecho algún cruce temerario, por ejemplo en la Behovia SS de 2009 para chocar las manos de los niños y recibí el merecido aunque excesivo empujón de un corredor, o el pasado Domingo en Segovia porque no había manera de atravesar el muro de corredores (algunos parece que están preparando una comparsa de moros y cristianos). Es verdad que a veces te dan ganas de empujar a más de uno cuando ves que se empeñan en no dejarte pasar y suben los codos como si fueran a iniciarse en el baile de los pajaritos, osea polluelil, o cuando como en la Media de Torrevieja del año 2010 un "rudo" se introdujo a presión entre otro corredor y yo pegándome un codazo en el pulsómetro con la consecuencia de que me lo apagó y por ello perdí el control de tiempos de una carrera para mi importante.  Para esos debería ir dirigido el código de conducta aunque como dijo una vez una persona conocida, "el que nace lechón muere cochino" o como decía mi bisabuela ... "de donde no hay no se puede sacar".

Pues eso.

2 comentarios:

  1. Pues eso Carlos no queda mas por decir si acaso, tendremos que seleccionar mas las carreras a las que vamos y preguntar a la organizacion antes si vale pegar,por lo de dar primero,

    un saludo compi buena reflexion.

    ResponderEliminar
  2. Yo por ahora he participado en pocas carreras ya que correr no es lo que más me gusta; pero he vivido esas situaciones, y en el momento en que me empujan me dan ganas de pegarme con esa persona... pero no es plan.

    ResponderEliminar